miércoles, 2 de marzo de 2011

Nocilla blanca casera

Pues eso, que soy muy golosa y hace días que me apetece un bocata de nocilla, de los de toda la vida, y pensé en hacer la nocilla en casita a ver qué tal. Y sólo digo una cosa: está de muerte!!! Mejor que la comprada y, creo, más barata (me gasté 2.50€ o así entre las avellanas y el chocolate blanco, que es lo único que no se tiene por casa normalmente).

Ingredientes:
200gr de avellanas (si son crudas mejor, pero yo usé las tostadas sin sal de Mercadona y queda genial).
200gr de chocolate blanco (o de chocolate negro con mucho cacao; si la quereis hacer de los dos colores, mitad y mitad y más adelante se separa la mezcla).
150ml de leche.
70gr de azúcar.
50gr de mantequilla.

Elaboración:
1- Molemos las avellanas hasta que se queden en crema (el punto ya depende de cada uno, si no te importan los tropezones pues lo dejas, si te gusta más finito, le das un poco más).
2- Calentar la leche con el azúcar y añadir la crema de avellanas.
3- Añadir la mantequilla y el chocolate y derretir (si la vais a hacer de dos colores, derretirle la mantequilla y separar la mitad de la crema; añadir cada chocolate e una parte de la mezcla mientras se calienta para que se derrita).
4- Dejar enfriar y........... a comer!!

5 comentarios:

Piper dijo...

Me disponía a hacerla mañana mismo si hacía falta cuando leí eso de que estaba riquísima hasta que vi la palabra avellanas :S

Anónimo dijo...

Hola

si pero Isa no te engañes que lo que salió no era nocilla sino lo que llevan dentro los kinder bueno, que está mejor que la nocilla

Cris

Isa Persefone dijo...

Piper, desgraciadamente la nocilla lleva avellanas. Si la haces sin ellas, desgraciadamente, no es lo mismo, aunque puede que funcione. Siento que no puedas probarla, está muy rica... :/

Cris, mejor me lo pones, chata ;)

Piper dijo...

A mí me lo vas a contar que lleva avellanas. Y cualquier chocolate lleva trazas... La nata... Los helados... Los turrones... Todos los congelados (aunque sea una pizza margarita o palitos de pescado, da igual)... Algunas chuches... Todos los bollos... ¿Sigo? :(

Digamos que todo lo que puedes encontrar cuando sales a un supermercado a comprar lo lleva. Y todo lo que puedas comer fuera de casa.

Isa Persefone dijo...

No hace falta que sigas, si me imagino que todo lo lleva... La verdad es que tiene que ser un asco no poder comer nada "normal". Sobretodo por la envidia que se debe pasar al querer probar algo y ver que no puedes...