jueves, 7 de abril de 2011

Stuart, a life backwards. Esta vez, el libro

Quien avisa no es traidor. Hace como una semana o así que me acabé el libro y aún no he hablado de él :D

El argumento es el mismo: Alexander, un escritor, conoce a Stuart de casualidad y la relación entre ambos surge cuando uno y otro se ayudan mutuamente (Alexander intenta hacer que Stuart lleve una vida mejor y Stuart le ayuda a sacar a unos amigos injustamente encarcelados). Entre unas cosas y otras, Alexander descubre que la vida de Stuart ha sido mucho más complicada de lo que pensaba y decide escribir un libro sobre él.

Sobra decir que, como toda buena peli basada en un buen libro, este me ha encantado. Si la peli ya me gustó! :DDD Eso si, le veo un fallo enorme a la peli. Y es que, en su afán de hacer una peli sólo y no una miniserie o una peli de dos partes (que en el Reino Unido se estilan mucho) se dejaron muchas cosas fuera. Y algunas son muy muy importantes!!! En fin, que una no puede entender el porqué de determinados problemas que le surgen a Stuar a lo largo de la peli si no explican lo que los causa o porqué actúa de esa forma.

Lo malo es que el final es igual de trágico, por desgracia...

Yo os recomiendo leerlo si teneis un nivel de inglés medio o por el estilo. El lenguaje no es muy complicado y, aunque hay algunos términos algo difíciles de entender, si te tomas el minutillo para buscar el significado, te merece mucho la pena. Lo peor es que un libro tan bueno, emocionante y cercano no esté disponible en castellano...

2 comentarios:

Elenna dijo...

Oiiiiiiiiiiiiiigh!....con lo que me gusta un libro en inglés!!...me lo compro YA!...me fio de tus gustos Isa, por lo que he visionao por aqui, coincidimos en muchas cosas. Te lo compraste por internet o cres que lo puedo encontrar en librerías tipo "La Casa del Libro"?...un beso!

Isa Persefone dijo...

Pues ya somos dos!!! Me alegro de que te fíes de mi gusto, a mi no me parece malo tampoco XDDD Nop, me lo compré en internet. Usé la web de Iberlibro y me salió muy baratito, porque en España, nada de nada...