viernes, 6 de mayo de 2011

Amor y otras drogas

Bueno, mientras intento dejar de lado el malestar de no tener que ir a diario durante horas a ver a mis chicos, creo que lo mejor es que durante unos días me infle a ver pelis, series, o lo que sea que pasen por la tele y sea medio bueno XDDD

Así que, anoche, para darme el descanso, estuve viendo esta comedia romántica con vendedor de medicamentos y chica enferma.

Bueno, os resumo el argumento: Jamie Randall (Jake "mi apellido es imposible de pronunciar" Gyllenhaal) trabaja en una tienda de electrodomésticos hasta que, tras tener una aventura con la mujer del jefe, le despiden. Sin saber qué hacer con su vida, su hermano pequeño acaba dándole una genial idea, hacerse representante de medicamentos para la, ahora conocidísima, marca Pfeizer.

Por otro lado, Maggie Murdock (Anne "mis ojos son demasiado grandes para mi cara" Hathaway) es una chica que sufre Parkinson prematuro. Cuando un día Jamie se hace pasar por médico residente en una consulta, se encuentra con Maggie, que al pedir recetas para su enfermedad, acaba enseñando más chicha de la cuenta al médico real y el falso (por una consulta medica, eso si). A partir de entonces surge una extraña realción basada en el sexo sin amor entre Jamie y Maggie...

Como toda comedia romántica, el final es predecible. Eso si, teniendo en cuenta la situación personal de alguno de los personajes, hay cosas que esperas que pasen y no pasan... :S A mi la peli me gustó, pero más la segunda mitad que la primera (si, si verle el culo al seño Gyllenhaal no me hace gracia, imaginaros verle las tetas a la otra)... Pero la verdad es que se deja ver bastante. Es divertida, entretenida y, como a toda pelicula, le sobran cosas y le faltan otras.

2 comentarios:

Cristina dijo...

miedo me da intentar comentar
la peli está bien, es graciosa, yo le quitaba la chicha de más y al hermano (que también es chicha de más)pero por lo menos se hace entretenida del principio al final y no te arrepientes a la media hora de haber empezado a verla

Isa Persefone dijo...

Ya, bueno, es que no creo que haya dejado mucho por decir :D
El hermano también me sobra, eso si, tiene sus puntos graciosetes. Menos mal que, como dices, no te arrepientes de verla, porque vaya con algunas... (no digo nombres, están por aquí)